Toldos modernos descubre las tendencias para este 2018

Para lograr una terraza de revista o un jardín paradisíaco y optimizar áreas al aire libre no hay nada mejor como un toldo moderno que resulte original, funcional y bello

Son tendencia 2018 los toldos tipo pérgola, cenadores, aquellos que simulan forma oblicua y los conocidos como toldos vela, muy vanguardistas.

Conoce a continuación y con más detalles, tres tipos de toldos modernos que dictan la pauta en decoración y funcionabilidad en espacios de exteriores

Toldos modernos para este 2018

Toldo vela

Es un toldo que es muy práctico y moderno debido a su estructura trenzada que puede tomar formas diversas, creando ambientes llenos de varios matices y áreas con formas únicas.

Se obtiene mucho dinamismo y frescura en áreas al aire libre con el uso de toldos tipo vela ya que son muy flexibles a la hora de su instalación.

Toldo tipo pérgola

Los tipos pérgola sencillos son simuladores de toldos por tener pilares oblicuos que permiten el disfrute cómodo bajo sombra en cualquier jardín.

A la hora de desayunar o almorzar, los toldos tipo pérgola protegen del sol durante el día, resultando también muy útiles de noche, al momento de la cena.

Microperforados en colores brillantes

Son tendencia 2018 los cenadores, pérgolas, carpas y toldos en colores brillantes que acceden a revitalizar un ambiente inundándolo de frescura y por eso se ajustan favorablemente en toda decoración externa.

Este tipo de toldo microperforado se ajusta muy bien en casas o edificios y pueden ser con barandilla o abatibles. Su funcionabilidad radica en una inclinación que debe ser ajustada, según la hora del día gracias a unos brazos extensibles que posee.

Tejidos de calidad

Con la finalidad de lograr durabilidad en el uso, todo toldo deberá estar elaborado con telas de gran calidad. Muy decorativos y de gran demanda son aquellos fabricados en fibra de vidrio porque se adaptan a espacios de exteriores o interiores fácilmente; los mismos, pueden ser transparentes y oscurecedores.

Los toldos fabricados con telas “inteligentes” son los que más modernidad aportan a los espacios hoy en día pues con estas fibras se obtienen un idóneo uso de la energía, protegiendo a la vez del sol, a manera térmica.

Los de tela screen son muy conocidos en el mercado  y comercios. Estos son naturales libres de PVC, poliéster y halógeno al 100%.

Para lugares con mucho ruido, son apropiados los toldos hechos con tejido de filtración acústica o aquellos de telas extendidas que van colocadas sobre estores, marcos o entolados, adaptándose de forma excelente a las temáticas modernas.

Ya puedes elegir entonces algunas de las opciones de toldos que son tendencia 2018. Procura que tu toldo se adapte al tamaño del espacio disponible y que a la vez, armonice con el entorno.

Usos originales de toldos modernos en el hogar

Un toldo resultará muy útil en lugares abiertos y amplios como una calle por ejemplo, así mismo, podrás instalar tu toldo en sitios originales como tu casa o apartamento.

Ya sea que cuentes con toldos con forma de vela, telas ligeras o de superficie perforada, siempre optimizarás espacios con su uso aparte de promover la funcionabilidad y la estética.

Activa desde ya tu imaginación y haz uso de tu toldo en espacios o áreas donde nunca imaginaste instalar uno. A continuación varias ideas:

1.-Tu toldo en una terraza

Seguramente que tu terraza tendrá una estructura tipo pérgola que se encuentra al descubierto, pues muy bien, dale utilidad a tu toldo y ármalo porque te será muy útil en el día para desayunar o tomarte un café a media tarde en un área de exteriores optimizada.

Prefiere toldos que se puedan activar a través de un botón a distancia para que cuando llegue la noche puedas abrirlo para contemplar el paisaje o cerrarlo cuando caiga la lluvia.

2.-Tu toldo en un bar

Existen áreas de exteriores que tienen un bar donde además los invitados de una casa aprovechan en degustar cocteles de todo tipo. Mientras esto sucede, resguárdalos del sol o lluvia con un toldo de fibra impermeable; así, todos estarán felices.

Por cierto que si se te ocurre hacer una parrilla, un toldo extensible será ideal para proteger toda el área de diversión en tu patio familiar.

3.-Tu toldo en una azotea o un balcón

Es tu cumpleaños y pediste una barbacoa hecha en casa para pasar un día diferente y divertido. Pues, nada mejor que ir al balcón de tu apartamento o subirse a la azotea de tu casa para instalar un toldo ajustable a la medida del espacio para comenzar a disfrutar.

Este accesorio tan decorativo y funcional dará de que hablar porque todos podrán estar tranquilos sin preocuparse de agresiones externas del ambiente como una lluvia inesperada o un sol muy fuerte.

Procura que tu toldo sea de un diseño alegre y de fácil instalación y desmontaje para que al final de la fiesta puedas dejar todo organizado rápidamente.

Dónde comprar tu toldo

En comercios donde vendan artículos de camping y también en tiendas virtuales por internet.

Paneles orientales: Aquí todo lo que tienes que saber

Los paneles orientales u japoneses son un modelo de cortina confeccionada en tela opaca, screen o traslúcida que permite idóneos efectos de luz en ambientes modernos o minimalistas, resultando muy elegantes.

En decoración, adquirir este tipo de cortina será una excelente opción porque los paneles japoneses u orientales son prácticos, fáciles de adecuar y económicos para el bolsillo.

Mucho más allá de cubrir una ventana, los paneles orientales son idóneos para separar espacios.

Origen e historia

El origen de los paneles orientales o paneles japoneses no proviene de Japón sino de China. Se idearon ante una necesidad de proteger a los templos nipones donde se practicaba la meditación.

Se conocen también con el nombre de shoji y a través de los años traspasaron fronteras hasta llegar a ser hoy en día, un artículo muy utilizado en la decoración de espacios modernos.

Usos de los paneles orientales

Si ya compraste tu panel oriental y necesitas darle el uso adecuado y no sabes cómo instalarlo para que sea realmente funcional, debes seguir las siguientes indicaciones.

1.-Para ajustar entradas de luz

Gracias a su estructura vertical, estrecha, alargada y que en ocasiones llega al ras del suelo, los paneles orientales son ideales para ajustar entradas de luz en ambientes de interiores como oficinas, viviendas o un local comercial como aquellos relacionados a la estética de belleza y salud.

Los paneles orientales pueden moverse de manera horizontal; a la vez, se superponen y cruzan para obstaculizar molestas entradas de luz, gracias a su multiplicidad en telas y fibras.

2.-Para crear intimidad

Los paneles orientales ofrecen intimidad y privacidad a toda persona que se encuentre dentro de un cuarto u habitación; esto es posible gracias a las características reseñadas en el punto uno.

3.- Para embellecer

Los paneles japoneses son por sí solos muy bellos y esto es muy conveniente en toda decoración ya que el resultado final será el de un lugar funcional y elegante. En el mercado de cortinas podrás encontrar telas multicolores, lisas o estampadas.

4.- Para generar dos ambientes en uno

En una habitación pequeña o de reducidas dimensiones, instalar una puerta quitará mucho espacio, aquí entra el protagonismo de un panel oriental pues accede a la división de espacios, generando dos ambientes en uno.

En una pequeña oficina por ejemplo, los paneles orientales resultarán muy funcionales, sobrios y elegantes.

Así mismo, en una vivienda tipo estudio, se logrará fácilmente dos ambientes en uno gracias a la instalación de un panel japonés.

A futuro y si requieres ampliar la habitación, solo tendrás que plegar tu panel oriental. Lo mejor es que podrás hacerlo tú mismo, sin ayuda profesional.

5.-Cubrir ventanas con paneles japoneses

Para cubrir ventanales, amplias ventanas o aquellas más pequeñas, un panel oriental resultará muy indicado. Puedes probar antes a través de un diseño digitalizado que te permitirá ver y evaluar para luego llevar a la práctica tu idea de decoración.

Operatividad del sistema

El funcionamiento del sistema de los paneles japoneses está sujeto a sus paneles verticales que corren de manera horizontal por diferentes carriles y pueden ir instalados en techos o paredes.

El movimiento de este tipo de cortina puede ser bilateral, unilateral o central, es decir, variado. Por medio de un bastón, cordón o de forma libre, los paneles se mueven de forma equilibrada.

Según una necesidad especifica en un espacio moderno, los paneles podrán ser anchos o más angostos y medir desde 40 a 80 centímetros.

Telas y fibras de los paneles japoneses

La diversidad en colores, tramas y telas te permiten tener opción para elegir la que más te guste, sin embargo, profesionales en decoración de interiores recomiendan los tonos neutros, lisos y blancos para lograr ambientes de vanguardia.

Por otra parte, podrás utilizar fibras como las black out, completamente opacas que permiten ambientes con control total del paso de luz solar así como privacidad. Igualmente, telas como la organza o voile que tienen mayor transparencia, accederán a crear un efecto más estético.

Ventajas de los paneles japoneses

Representan una alternativa elegante y moderna.

-Se adecúan a ventanales grandes fácilmente.

-Crean amplitud en los espacios de interiores.

-Permiten personalizar los ambientes modernos por su versatilidad en tamaños, texturas y variedad de sus telas.

-Acceden a un lugar más privado e íntimos por su sistema de oscurecimiento.

-Actúan como divisores portátiles creando doble función y flexibilidad en espacios pequeños.

-Se adaptan casi que a cualquier área de una casa o apartamento y son de fácil instalación.

Cómo cuidar tu panel oriental

Semanalmente, utiliza una aspiradora de boquilla suave y limpia tus paneles orientales. Esto alargará la vida útil de tus cortinas y te proporcionará mayor calidad de vida.

Dónde adquirirlos

Los paneles japoneses u orientales podrás adquirirlos en tiendas del ramo de cortinas o donde vendan accesorios de arquitectura y decoración. Mayor variedad encontrarás en tiendas online las 24 horas del día.

Casa Chorizo, una vivienda de Buenos Aires bastante peculiar

Buenos Aires tiene un aire muy singular que cautiva a sus visitantes que vienen de todo el planeta a descubrir y familiarizarse con el país de la buena carne, el dulce de leche, el fútbol, y tantas cosas lindas que caracterizan a esta tierra.

Sin embargo, muy hablado y conocido es su arquitectura singular que parte desde una visión colonial para ir pasando a edificios con estilo italiano y francés, terminando en edificios de gran altura y con un modernismo típico de nuestra era. Toda esa mezcla hace que Buenos Aires tenga una nostalgia constante, parte que se siente estampada en sus calles y edificios.

De hecho, hoy vamos a ver el caso de un tipo de construcción clásico en la ciudad de Buenos Aires, y se trata de la casa chorizo, que fueron el albergue de muchos habitantes de tierras lejanas que vinieron a cumplir aquí sus sueños.

Pero ¿en qué consiste y porqué lleva este nombre? Eso mismo lo veremos a continuación.

¿Cómo es una casa chorizo en Buenos Aires?

Lleva el nombre de casa chorizo, las construcciones de habitaciones iguales en una misma casa a lo largo de un punto longitudinal.

Esto se puso en práctica desde 1880 hasta 1930 y aún podemos ver algunas casas con dichas construcciones.

Claro, el tema es que venían muchas personas de Europa e incluso del propio interior del país a radicarse a Buenos Aires, y necesitaban un lugar, es por eso que se pensó en este tipo de construcción para aprovechar el espacio lo máximo posible.

Para esto las manzanas se dividieron en parcelas de unos 8,66 metros aproximadamente de frente y en el medio de las mismas quedaban las parcelas mas alargadas.

Este tipo de construcción se lo puede relacionar con el conventillo típico, aquel que albergo a migrantes de diferentes lados, donde contaba con un patio principal que era el punto de reunión de aquella vivienda, así como también tiene cierta similitud con la casa romana, la casa pompeyana y la mediterránea, viéndose claramente como la influencia italiana española se hacía vigente en la ciudad emergente que ahora era la gran metrópolis que recibía el afluente de inmigrantes que vinieron a hacer grande esta ciudad.

El esquema mediante el cual eran organizadas estas casas eran muy sencillas, de hecho, se conformaban de una galería y un patio, que a lo largo del terreno se distribuían las habitaciones.

Cada una de ellas tenía un tamaño igualmente proporcional de 4×4, dejando la zona de servicio al fondo.

Según las necesidades y capacidades de la persona que deseaba construir, allí el arquitecto disponía los elementos necesarios para la construcción del mismo y su distribución y tamaño.

¿Para quién era este tipo de casa?

El estilo de vivienda o casa chorizo era común de encontrar en las urbanidades y en un principio era pensado solo para una familia, donde la galería era el punto de encuentro en las tardes para los habitantes así como de paso para transitar de una habitación a otra o para acceder a la cocina.

La habitación principal solía ser la recepción, generalmente con dos balcones de frente, mientras que los dormitorios se distribuían por el patio principal, continuados por el comedor, y luego quedaba el patio de servicio.

En verano las puertas vivían abiertas de par en par, y la galería era el lugar donde se aprovechaba para disfrutar del aire que allí circulaba naturalmente, mientras que en invierno las puertas exteriores de las habitaciones se cerraban y se podía circular por dentro, con puertas que unían una con otra.

Esto nos deja pensando quizás como habrá sido la intimidad en aquellos tiempos, pero es sabido que el sistema patriarcal poca importancia le daba a la privacidad.

La puerta principal en antiguos tiempos solía permanecer abierta para dejar entrever las flores del jardín. Dicha puerta era de madera mientras que la siguiente puerta que permitía acceder al patio era de vidrio o reja.

Actualmente las casas chorizos de Buenos Aires, no todas, pero en su mayoría han sido remodeladas, algunas divididas en dos viviendas, otras han quedado en el modo “conventillo”, siendo alquiladas las habitaciones en forma individual para personas solas o parejas.

Además, muchas de ellas, han sido restauradas y convertidas en hostel u hoteles boutique, con un estilo y diseño típico.