Arquitectura Colonial en Argentina, toda la historia explicada de manera simple

Argentina, uno de los países mas grandes de Latinoamérica, con una gran historia muy rica en cultura, aunque en cualquier parte del mundo cuando se lo nombra, enseguida vienen a la mente personajes como Messi o Maradona.

Sí, el fútbol esta muy ligada a esta tierra, pero también Argentina pone a disposición de sus habitantes un abanico de ofertas, especialmente a aquellos amantes de la arquitectura que quieren conocer la estructura de sus grandes ciudades.

¿Quién iba a decir hace dos siglos atrás que las enormes pampas, llena de aborigenes, gauchos y soldados se iba a convertir en una de las metropolis mas grandes del mundo?

Vamos a ver ahora un poco sobre la arquitectura colonial, aquella que se establecio durante el tiempo en que los españoles vinierona a asentarse, especialmente a orillas del Río de la Plata, asi como también en el resto del país.

Los orígenes de la arquitectura colonial en Argentina

Construcciones a base de adobe, techos de teja, ribetes en los decorados y terminaciones, son solo algunas características de este estilo impuesto por los españoles durante su dominio en tierras argentinas.

Uno de los principales edificios coloniales construidos es la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, ubicada en el barrio de Recoleta, que por supuesto, ha pasado por muchos cambios, pero fue ordenada su construcción en el año 1716.

Es curioso como los altares laterales tienen un estilo barroco germánico. Además, por mucho tiempo, la torre del frente fue el punto mas alto de la ciudad.

En la ciudad de Buenos Aires, los principales arquitectos que se han destacado son Antonio Masella, Andrea Blanqui y Juan Bautista Prímoli, quienes son los responsables de la construcción de las iglesias de San Ignacio, la basílica de Nuestra Señora del Pilar, la Catedral y el Cabildo, justamente este último una visita obligada para cualquier turista que allí llega.

Arquitectura similar en otras regiones

Todas estas construcciones creadas en Buenos Aires, tienen una cierta similitud con otras obras del resto de las provincias, debido a que en la capital argentina, el estilo es mayormente barroco rioplatense mientras que en el interior del país el estilo era mas barroco jesuiticomisionero, observable en muchas capillas pertenecientes a los jesuitas que hacían allí sus labores, tales como las que encontramos en la provincia de Misiones, conocidas como Las Ruinas de San Ignacio, hoy un atractivo turístico, o la de Loreto, en Santiago del Estero.

Precisamente en las zonas del interior argentino, las obras arquitectónicas que mas se destacaron fueron las iglesias, debido a que se trataba de zonas pobres, y los edificios mas importantes pertenecían a ellos.

Por otro lado, también encontramos los diferentes cabildos, con un delicado diseño colonial, tales como el Cabildo de Salta, Cabildo de Córdoba, entre otros.

En la ciudad de Buenos Aires, además del cabildo pueden encontrarse algunas mansiones de las familias adineradas, cerca de las plazas principales donde se caracterizaban por ser construcción de un piso, y destacando por sus típico aljibe.

Debemos tener en cuenta que en aquel momento la mayoría de las viviendas, eran ranchos de paja y adobe, con algún pequeño jaguel o aljibe, y las mansiones anteriormente mencionadas eran vislumbrantes.

Cuando Argentina dejó de ser colonia y comenzó a organizarse como un país libre, sus obras empezaron a tener una visión mas europea, alejando un poco lo español, y basándose en obras italianas o francesas.

Es así como poco a poco aquellas obras arquitectónicas coloniales empezaron a mezclarse con el estilo italiano, y esto empezó a verse a lo largo y ancho del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *